BLOG

Medios de pago electrónico | Por Juan Quaglia

El desarrollo de los medios de pago electrónico ha facilitado el cobro y pago de servicios, así como también cumplieron y siguen cumpliendo un papel importante acompañando al comercio electrónico. Actualmente la mayor parte de los sitios web comerciales incorporan alguna modalidad de pago electrónico. Aquí haremos comentarios acerca de su funcionamiento y de las opciones actualmente disponibles.

Sistemas de pago electrónico

Uno de los medios de pago y cobro electrónico más conocidos es Paypal, debido a que es del que se sirve Ebay, sitio líder en comercio electrónico a nivel mundial. En el mundo hispanohablante, dos servicios muy usados son MercadoPago (perteneciente a MercadoLibre) y Dineromail. Estos tres mencionados funcionan de manera muy similar, y muchas veces se dice que permiten enviar y recibir dinero “vía mail”.

Encontramos que estos sistemas de pago están generalmente asociados a grandes tiendas online o marketplaces, ya que han sido originados por estas empresas, y es así como inicialmente cuentan con una importante cantidad de usuarios.

Estos medios de pago ofrecen varias ventajas, tanto para el comprador como para el vendedor, que pueden sintetizarse en:

-          Envío de dinero instantáneo. No es necesario aguardar 24 o 48 hs., como en el caso de los depósitos y transferencias bancarias, y del envío de dinero por cheque o giro postal, que puede demorar aún más.

-          Concentran diversas modalidades de pago en un solo servicio. Los medios de pago electrónico le permiten al comprador y al vendedor operar con varias tarjetas de crédito, transacciones bancarias y sistemas de pago en efectivo. El comprador puede elegir el método de su preferencia, y el vendedor puede recibir dinero independientemente de la modalidad elegida por el comprador.

-          Se integran fácilmente a cualquier sitio web. Para las tiendas virtuales, suelen existir complementos auto-instalables que añaden los medios de pago electrónico a nuestra plataforma de manera rápida y sencilla, pero también es posible instalar botones de pago en cualquier tipo de sitio web.

Tarjetas de crédito

Además de las modalidades vía mail, algunas plataformas online, como Amazon, incorporan el pago con tarjeta de crédito en forma directa, de tal forma que el comprador para abonar debe ingresar sus datos y los de la tarjeta de manera online.

A diferencia de los medios de pago electrónico mencionados anteriormente y aunque cada tarjeta de crédito tiene sus propias normativas, aquellos vendedores interesados en implementar este tipo de pagos necesariamente deben garantizar cierto caudal de compras, y muchos clientes se encuentran aún rehacios a incluir sus datos bancarios en Internet en forma directa. No deja de ser, aún así, un sistema de pago muy utilizado.

Medios de pago electrónico y seguridad

Al utilizar este tipo de sistemas deben tomarse ciertos recaudos, que hacen a la utilización del sitio web, pero también al seguimiento de la operatoria de actividad comercial. En primer lugar y antes de operar, siempre debe verificarse que uno se encuentre en un sitio legítimo. Por seguridad, se deben utilizar medios de pago reconocidos y ampliamente utilizados, y siempre debe comprobarse que uno se encuentra realmente en esos sitios, debido a que existen sitios fake (falsos), hechos a imagen y semejanza de los originales. Esto puede verificarse simplemente comprobando la dirección de dominio (URL) de la página web.

Además, deben revisarse muy especialmente los correos electrónicos que recibamos, ya que muchos intentos de estafa se sirven de la imitación de los mensajes que suelen enviar estos medios de pago. Un correo electrónico engañoso puede redirigirnos hacia un sitio falso. Para evitar este tipo de malentendidos, basta con prestar especial consideración al formato que suelen tener las comunicaciones oficiales del medio de pago que utilizamos, así como comprobar que provienen de una dirección de e-mail correspondiente al dominio (por ejemplo, service@paypal.com).

Nótese que todos los sitios web seguros, que encriptan la información del usuario para evitar su filtración, inician su URL no en http:// (característica de los sitios web comunes), sino “htts://” (la “s” indica “seguro”) .

La seguridad de los medios de pago electrónico no solamente atañe a la confidencialidad de los datos, sino a las garantías que proveen frente a cualquier tipo de malentendido o estafa. En caso de que surja algún tipo de desaveniencia entre comprador y vendedor, es posible efectuar reclamos frente a la empresa mediadora, de forma tal que presentando las correspondientes pruebas se pueden obtener reembolsos totales o parciales en caso de envíos no recibidos o dañados, así como en el caso de productos que no se corresponden con lo solicitado.

Estos diversos mecanismos de seguridad han brindado cada vez mayor confianza, tanto a compradores y vendedores, para utilizar cada vez más habitualmente las posibilidades que permite el pago y cobro electrónico.

Por Juan Quaglia
Periodista Tecnológico – Online Marketeer
Twitter: @juanquaglia

 


Juan Quaglia, septiembre 06 2010 09:47 // Comentarios ()




  Log In